Los principales líderes europeos cierran filas frente a los movimientos independentistas

La crisis del Brexit ha provocado un cierre de filas entre los gobiernos europeos y un portazo importante a los movimientos independentistas en el seno de la UE.

Las aspiraciones de los que pretenden alterar la integridad territorial de los estados miembros, recibirán una abierta hostilidad a partir de este momento, a raíz de las rotundas intervenciones de los principales líderes políticos en el congreso del Partido Popular Europeo que concluyó ayer en Malta.

Tanto la canciller alemana, Angela Merkel, como el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, aprovecharon sus intervenciones para defender la actual integridad territorial de los Estados como una de las bases esenciales para avanzar en la construcción europea. «No hay que tocar el principio de unidad territorial»

«Debemos decir alto y claro que los nacionalismos y separatismos que intentan debilitar la Unión Europea son lo contrario de un patriotismo moderno. Los que atentan a la unidad europea, amenazan también a sus propias comunidades, debilitando su propia soberanía estatal»

Sentenciaba un complacido Mariano Rajoy en la misma línea.

«Para patriotas racionales y responsables que quieren mantener la soberanía e independencia de sus naciones y Estados, no hay alternativa a una Europa unida y soberana», afirmó por su parte Tusk. Aunque ninguno de los intervenientes aludieran a Cataluña o cualquier otra región con reivindicaciones secesionistas, todos dejaron claro que están en contra de cualquier movimiento que debilite la UE.

Un nuevo varapalo para las aspiraciones ‘Junts pel Sí’, y la causa independetista catalana.

La Generalitat de Cataluña por su parte ha manifestado que «desconectarse» de España no supone ningún ataque a la UE.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *