Los barrios chinos de París viven su tercera noche de disturbios

Tras la muerte de un miembro de la comunidad asiática de Francia a manos de la Policía de ese país, se produjo una protesta el 27 de marzo, en la que participaron cerca de 200 individuos mayoritariamente de origen chino, dejó tres oficiales heridos. Al día siguiente, la Policía utilizó gases lacrimógenos para dispersar a una multitud de manifestantes violentos que se enfrentaron con las autoridades. Un total de 45 personas, incluyendo 8 menores, fueron detenidos en el transcurso de estas dos fechas de protesta. La última protesta grave fue durante la noche de este 29 de marzo, realizada en pleno centro de la capital francesa, participaron cerca de 250 personas. La situación rápidamente desembocó en enfrentamientos con la Policía, tras lo cual 4 personas fueron arrestadas y 10 fueron llevadas ante los tribunales.

Según la investigación policial, el ahora fallecido, Liu Shaoyo, se abalanzó, armado con unas tijeras, contra uno de los agentes de la brigada anticriminal, que habían acudido a la vivienda de Shaoyo, en respuesta a la denuncia de un vecino que había alertado de algún tipo de altercado familiar, motivo por el cual otro de los policías sacó su arma y disparó contra el agresor, que ya contaba con antecedentes y denuncias por comportamientos violentos y desequilibrados.

El incidente ha provocado la indignación del Gobierno de Pekín. En rueda de prensa, la portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying, protestó formalmente ante las autoridades francesas, a las que pidió que investiguen el incidente con transparencia.

Leónidas Tur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *