Los «500 hermanos» paralizan la Guayana francesa

La Guayana francesa, un pedazo de Francia, con 250.000 habitantes y el tamaño de Portugal está en huelga.

Las comunicaciones con el resto del mundo han cerrado casi en su totalidad. La mayoría de las carreteras están cortadas, tampoco hay vuelos internacionales.

La protesta es liderada por un grupo de jóvenes, los llamados «500 hermanos». Siempre enmascarados, el grueso está formado por negros levantadores de peso. Los «500 hermanos» intentan reducir el altísimo índice de criminalidad del departamento de ultramar, encajonado entre Brasil y Surinam y afectado por la afluencia de inmigrantes desde Haití, a raíz del terremoto del 2010. Sus habitantes exigen más policía para reducir los delitos: 42 homicidios al año y más de 150 violaciones a menores; uno de cada 100 habitantes sufre anualmente un robo. También piden inversiones contra un desempleo galopante (50% entre los menores de 25 años, 30% entre el conjunto de la población), más escuelas (el crecimiento demográfico es del 3% anual) y más hospitales.

El primer ministro francés, ha anunciado que en los próximos días enviará a la zona a varios representante para las negociaciones.

La huelga en la Guayana está repercutiendo negativamente en al economía francesa. En la región está la base aeroespacial de Kourou, desde donde opera la lanzadera de satélites Ariane. Tres satélites que deberían estar ya en órbita permanecen paralizados. Cada día de retraso en los lanzamientos suponen un coste de al menos 500.000 euros.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *