El Supremo venezolano disuelve el Parlamento

Tras haberle sido arrebatadas sus funciones, la fracción mayoritaria de la Asamblea Nacional venezolana –contraria al actual presidente del país, Nicolás Maduro- ha apelado a la movilización popular y a la intervención de las Fuerzas Armadas para “salvar la democracia”. Así lo ha expresado el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges.

Borges ha calificado de “golpe de Estado” la sentencia 156 del Tribunal Supremo que concede a Maduro poderes excepcionales y priva a los parlamentarios –acusados de traición a la patria- de su inmunidad.

La decisión del Tribunal Supremo de Justicia de disolver la Asamblea Nacional pone al país al borde del enfrentamiento civil. El Parlamento ya se ha declarado en rebeldía ante el fallo del Tribunal.

Ángel Aguado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *