Fallece el magnate David Rockefeller

A los 101 años se marcha el patriarca del capitalismo y uno de los mayores benefactores de los lobbies de la ideología de género.

La familia Rockefeller es sinónimo de abundancia y poder desde hace casi dos siglos. David Rockefeller se crió rodeado de lujos y privilegios en Nueva York y fue un alumno brillante en Harvard y en la London School of Economics, en la que su padre tenía una fuerte influencia.

Durante la Segunda Guerra Mundial sirvió en Francia y el Norte de África, en unidades de inteligencia.

Durante la posguerra fundó el misterioso Club Bilderberg y la Comisión Trilateral. Organizaciones herméticas de las que se dice depende el orden mundial.

La palabra que siempre aparece en las diferentes biografías de David Rockefeller es «filántropo». Curioso concepto asociado, en este caso, al mayor benefactor de organizaciones feministas, del ámbito LGTB y de multinacionales del aborto como Planned Parenthood.

Ferviente defensor del capitalismo más voraz, irónicamente patrocinó con millones de dólares al ejército castrista durante años para asegurar la protección de sus pozos petrolíferos. Mostró además su admiración por el exterrorista Nelson Mandela, a quién conoció en persona poco antes de que el sudafricano convirtiera su país en uno de los más peligrosos del planeta.

Finalmente, y a pesar de haber tratado de prolongar su vida a toda costa durante los últimos años, llegando a someterse a hasta seis trasplantes de corazón, el banquero estadounidense falleció ayer mientras dormía.

Ana Pavón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *