Primera reunión entre Donald Trump y Angela Merkel

“La inmigración es un privilegio, no un derecho”. Esta fue la respuesta del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a la política de puertas abiertas a la inmigración de la canciller alemana, Angela Merkel.

El encuentro, primero entre ambos mandatarios, se desarrolló en un ambiente de frialdad y mínimos comunes.  «Por lo menos tenemos una cosa en común»: haber sido espiados por Barack Obama”, afirmó Trump.

El futuro de la OTAN y la balanza comercial entre Estados Unidos y Alemania fueron algunos de los temas tratados en Washington por Trump y Merkel.

Francisco Alonso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *