Los tendidos eléctricos son la primera causa de muerte no natural de aves protegidas

El Grupo para la Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA), la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales (AEAFMA) o WWF España –integradas en la Plataforma SOS Tendidos Eléctricos- han solicitado la modificación del Real Decreto 1432/2008, que regula la corrección de tendidos.

SOS Tendidos Eléctricos ha denunciado el impacto de que las torres y las líneas de alta tensión causan en especies protegidas, como el águila imperial ibérica. De esta especie, en grave peligro de extinción, solamente quedan 420 parejas.

En este sentido, SOS ha informado de la muerte de 200 machos de avutardas en los últimos quince años.

La Plataforma ha propuesto la soterración de las líneas en espacios protegidos, el aislamiento de tendidos y la colocación de nuevos tendidos con un diseño seguro de claves separados.

Ángel Aguado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *