Prosiguen las amenazas turcas contra Holanda

Si hace apenas unos días era el Gobierno alemán el objetivo de las provocaciones del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, Holanda está recibiendo toda una andanada de bravatas otomanas.

Erdogan viene instrumentalizando la campaña electoral del referéndum constitucional, del próximo 16 de abril, como una demostración de fuerza del peso demográfico turco en el seno de varios países europeos. El tono de la campaña de Erdogan llega a tal punto que  las autoridades germanas y neerlandesas, alegando motivos de seguridad, han prohibido varios mítines.

En este sentido, el alcalde musulmán de la ciudad holandesa de Róterdam, Ahmed Aboutaleb, decretó anoche el toque de queda en el centro de la ciudad al haber convocado los partidarios de Erdogan una manifestación. La concentración, de varios centenares de personas, hubo de ser disuelta por la Policía.

La algarada se producía como protesta ante la decisión de Holanda de prohibir el aterrizaje al ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu. Ámsterdam también ha vetó la participación de la ministra de Familia turca, Fatma Betül Sayan Kaya, en un acto público. Fatma Betül Sayan Kaya, integrista islámica radical, fue escoltada por la Policía hasta la frontera con Alemania.

Por su parte, Turquía ha ordenado el cierre de la Embajada holandesa en Ankara y del Consulado holandés en Estambul. «No queremos que el embajador holandés, que se encuentra fuera, regrese a su puesto durante un tiempo. La grave decisión tomada contra la comunidad turco-holandesa causará graves problemas diplomáticos, políticos, económicos y en otros ámbitos», ha espetado el Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía.

Miguel Sardinero

3 comentarios en “Prosiguen las amenazas turcas contra Holanda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *