Capturado el mayor negrero del Estrecho

El nigeriano Ebo Rabel, responsable desde el 2008 del trafico humano (sobre todo de mujeres) en pateras hacia Europahasido capturado tras una operación entre la Policía Nacional española y la Dirección General de Seguridad de Marruecos.

Este conocido explotador de mujeres africanas, considerado un semidios en Tanger, ciudad donde residía hasta hoy,  tenia tal influencia que ni si quiera la iglesia evangélica, donde acudía al culto, empezaba sin su presencia. Allí, era también donde realizaba muchos de sus tratos.
 
Este negrero del siglo XXItenía escolta privada  y vivía en una lujosa mansión, presidiendo los eventos de la comunidad nigeriana en Marruecos, como un personaje intocable de la alta sociedad. Responsable de miles de muertes y de vidas arruinadas, no le importaba que mujeres con las que comerciaba, se ahogasen, las violasen o muriesen hacinadas en los interiores de las lanchas que servían de mortajas motorizadas para su beneficio. A base demagia negra, violencia y deudas impagables de entre 1500 y 3000 euros por viaje, aquellas desgraciadas salían de su país en pos de una vida mejor y acababan en su red de prostitución.
 
El Sistema de acogida español era su mejor coartada.  Una vez en España debían encontrar el CETI (Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes) donde estarían a salvo. Sin documentación, se hacían pasar por ciudadanas de países africanos de habla inglesa como Liberia o Sierra Leona, hasta que generalmente una madame las reclamaba para el negocio de la prostitución. En el caso de las menores de edad las tenían mendigando por diferentes ciudades hasta que cumpliesen los 18 años.
La falacia sobre la necesidad de acogida de refugiados y la nefasta política europea de inmigración, muchas veces tiene el objetivo de mejorar elnegocio miserable de aquellos que como Rabel viven de la explotación humana de sus propios connacionales.
Antonio Grafes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *