Maldito San Valentín falócrata opresor…

Después de que Podemos considerase machistas a las compresas, al idioma castellano, a los Reyes Magos y hasta a los muñecos de los semáforos, parecía que había conseguido desenmascarar a los agentes más inverosímiles del cristoheteropatriarcado feminicida. Pero no. Faltaba San Valentín.

El Consell de Mallorca ha lanzado una campaña contra el Día de los Enamorados. Pero no porque la celebración se haya convertido en una fiesta del consumismo capitalista, sino porque Podemos considera «tóxico» el amor romántico.

Resulta que para Nina Parrón, directora de Igualdad del Consell, el amor romántico es el responsable de las relaciones «descompensadas y peligrosas» ligadas al «control, la dependencia y la opresión». La campaña de Podemos relaciona al pequeño Cupido con los celos y el maltrato, y a San Valentín con el machismo.

Podemos y otros colectivos afines promocionan relaciones como el «Poliamor» o el matrimonio grupal, que son, según su punto de vista, mucho más sanas e igualitarias que el amor romántico de toda la vida.

Cabría preguntarse qué clase de relaciones han mantenido en el pasado los promotores de campañas como esta, para llevar su resentimiento hasta extremos tan estrafalarios.

Ana Pavón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *