Detenido un saharaui por el asesinato a un vigilante en Las Palmas

«¡Cállate, cabrón!» es lo que Yassin gritaba a su víctima mientras lo asesinaba: un trabajador de 48 años que se dirigía a su domicilio tras cumplir con su jornada laboral. El hombre fue hallado muerto, con ocho puñaladas y un tajo en el cuello.

Agentes de la Policía Nacional han arrestado al autor confeso del asesinato, un saharaui de 28 años, llamado Yassin, que vivía como ocupa en una casa abandonada de la zona, con autorización de la dueña. En el momento de la detención, Yassin confesó a los agentes haber perpetrado el crimen.

La víctima era un hombre de 48 años, vigilante del restaurante El Lentiscal (Las Palmas G.C), que mantenía discrepancias con su asesino porque, según vecinos de la zona, había sorprendido al saharaui robando en una casa vecina. Desde entonces, confirman los testigos, Yassin tenía amenazado al vigilante.

Los hechos se produjeron durante la madrugada del martes. Fueron los vecinos quienes alertaron a la Policía Nacional al escuchar repetidas llamadas de auxilio y un «¡cállate, cabrón!» que replicaba a las mismas. El arma, un cuchillo de cocina de 30 cm, fue encontrada en el patio de la vivienda del asesino.

Luz Marrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *