El Ejército sirio consolida la zona occidental de Damasco

Tras unas semanas de dura ofensiva, el Ejército sirio y Hezbollah han desalojado a los yihadistas que controlaban la zona de Wadi Barada, al este y noroeste de la capital.

Desde sus posiciones, los terroristas han atentado y amenazado, en repetidas ocasiones, el suministro de agua de Damasco.

Una vez que su situación militar era insostenible, los milicianos han aceptado entregar sus armas pesadas y retirarse al bastión yihadista de la provincia de Idlib.

El Ejército sirio y sus aliados han logrado liberar más de 400 kilómetros cuadrados de territorio. En la zona occidental de la capital únicamente resisten focos terroristas, absolutamente aislados, en la ciudad de Madaya y Zabadani.

Miguel Sardinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *