El abandono, por parte de las Instituciones, de los servicios públicos, se ceba este fin de semana con los hospitales madrileños

Fin de semana complicado en varios hospitales -que trabajan a pleno rendimiento durante estas fechas-, motivado por varias averías, como consecuencia de la falta de mantenimiento al que están sometidos los servicios públicos, en este caso, los de la sanidad madrileña.

El sábado, el Hospital Gregorio Marañón,  sufrió un desprendimiento del techo de una habitación del servicio de oncología. Afortunadamente no ha habido que registrar daños humanos puesto que el personal sanitario de la planta se dio cuenta a tiempo y evacuó a los pacientes hacia otras dependencias.

El domingo se rompió una cañería de la calefacción en el Hospital 12 de Octubre, afectando al servicio de Urgencias, causando transtornos importantes entre los enfermos que se encontraban ingresados en dicha unidad.

En la madrugada del domingo al lunes, el Hospital La Paz, ha permanecido durante varias horas sin agua caliente, con el perjuicio que ello supone para el buen funcionamiento del Centro y las consecuencias que de ello derivan.

Desde luego algo está claro, si hubiera que diagnosticar la salud de muchos de los centros hospitalarios de la sanidad púbica española, estaríamos ante un problema de salud grave; el caso es que , curiosamente, a la hora de plantear y solucionar este tipo de problemas, las Instituciones no asumen su responsabilidad y con ello ponen de manifiesto su escaso interés a la hora de » vacunar al enfermo «.

 

Gregorio Cruz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *