Trump limita el número de refugiados

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, firmó, ayer viernes, una orden ejecutiva por la que da un giro a la política de asilo de su antecesor, Barack Obama. El nuevo inquilino de la Casa Blanca pretende reforzar así la seguridad del país ante la amenaza yihadista.

El presidente republicano suspende, por 90 días, la llegada de refugiados de países que, según la Administración norteamericana, tienen vínculos con el terrorismo. Los países referidos en el borrador de la orden presidencial eran Siria, Yemen, Sudán, Somalia, Irak, Irán y Libia. Curiosamente, el texto no ha incluido a Arabia Saudí, país de procedencia de 15, de los 19, terroristas que atentaron el 11-S contra “World Trade Centre” y el Pentágono.

Por otra parte, se prevé la concesión de asilo a los cristianos sirios. Esta minoría, sometida a un verdadero genocidio, es únicamente protegida en las zonas controladas por el Gobierno de Bashar al-Ásad.

Trump ha reducido el cupo de refugiados que, durante el 2017, acogerá Estados Unidos. Si Obama había previsto 85.000, Donald Trump lo ha reducido a 50.000. Independientemente, el plan de acogida de refugiados ha sido suspendido durante 120 días para que la Administración revise las solicitudes y la adjudicación de asilo.

Miguel Sardinero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *