Las mezquitas holandesas bajo vigilancia por aplicar castigos físicos a niños

Según decenas de denuncias recogidas en los Países Bajos, numerosos niños fueron agredidos durante sus clases islámicas en las diferentes escuelas impartidas en las mezquitas holandesas. Dichos comportamientos violentos van desde simples tirones de orejas, hasta la utilización de palos para pegarles en las manos o en la espalda si el comportamiento del alumno no es el que debiera durante las clases en las que se imparte el Corán. Se da la circunstancia que la aplicación de castigos físicos en la educación, queda terminantemente prohibida según  la legislación holandesa. Sin embargo ahora se reconoce que es una práctica habitual desde que el Islam comenzó a implantarse en el país, por lo que desde las autoridades se pide que padres y alumnos denuncien estos comportamientos.

Dada la dificultad que pueda darse para denunciar, se está investigando acerca de un protocolo similar al de la violencia doméstica para que las denuncias puedan tramitarse conservando el anonimato del alumno o de la familia, en caso de que sean los padres los que se atrevan a ponerlo en conocimiento de las autoridades. Asimismo, se ha alertado a la Policía y médicos para que estrechen su vigilancia tanto en mezquitas como en otros centros comunitarios donde se imparten clases del Corán sin ningún control. El presidente de la Unión de Mezquitas marroquíes en Ámsterdam, Mohamed Salihi, reconoció que «en ocasiones esto podría suceder» aunque no cree que sea frecuente.

Marta Manso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *