Absueltos seis yihadistas porque no había «prueba suficiente» para condenarlos

Aunque la Fiscalía solicitaba para los detenidos hasta 12 años y medio de prisión por pertenencia a organización terrorista y tenencia ilícita de armas, la Audiencia Nacional ha absuelto a los seis yihadistas arrestados en la barriada ceutí de El Príncipe.

La sentencia de la Sección Cuarta de lo Penal concluye de esta manera y en referencia a los datos recabados por los investigadores de la Policía, que «si bien pueden sustentar una acusación contra los detenidos, no han generado prueba de cargo con entidad suficiente como para poder dictar una sentencia condenatoria«. Por esta razón, todo queda en una mera condena de dos años para uno de ellos por tenencia ilícita de armas y que, en ningún caso, provocarán su ingreso en prisión. En este sentido, los seis individuos han sido puestos inmediatamente en libertad.

Hechos probados

Ha quedado acreditado que los acusados desarrollaban una actividad delictiva constante en la barriada de El Príncipe. La misma se fundamentaba en el robo de vehículos y venta de drogas. Asimismo, de las 31 grabaciones transcritas, se infiere «con toda claridad» que dos de los acusados practicaban delincuencia de «considerable peligrosidad». No obstante, no han recibido condena alguna.

Respecto al material informático confiscado, la Sala lo califica de «realmente cruel» por contener decapitaciones, martirios o atentados con coches-bomba. Asimismo, establece que, al haber sido difundido a través de las redes sociales por los acusados, podría ser constitutivo de un delito de enaltecimiento del terrorismo. Sin embargo, al no haber sido acusados de dicho delito por la Fiscalía no se les puede condenar, pues los imputados no han tenido derecho a defenderse por ello.

En referencia a los cuchillos de enormes dimensiones y hachas de todo tipo encontrados en sus domicilios, la Audiencia Nacional afirma que «es evidente que podrían utilizarse para perpetrar atentados terroristas, pero el hecho de que las posean no implica que vayan a utilizarlas para tal fin«.

Luz Marrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *