El violador de Pirámides queda en libertad

Condenado a 514 años de cárcel, uno de los mayores violadores en serie de la Historia de España, vuelve a la calle tras cumplir apenas 20 y sin que nadie pueda asegurar que no vuelva a hacerlo.

Arnaldo Luis Carbalho Corbero declaró haber violado a 140 mujeres entre 1988 y 1997. Violaba de forma compulsiva, a veces dos veces al día, eligiendo cuidadosamente a la víctima por su físico. No buscaba lugares apartados para abordar a las jóvenes y solía amenazarles con una navaja. En una ocasión llegó a asaltar a una madre y a su hija en un hipermercado, encerrando a la primera en el maletero para violar a la hija y volver después al hiper con total tranquilidad.

Si bien su abogado trató de solicitar atenuantes por enfermedad mental, quedó probado que Arnaldo distinguía perfectamente el bien del mal y era capaz de modificar su conducta en función de las circunstancias, llegando a reprimir sus impulsos sexuales durante una temporada en la que dejó de violar por la alarma social creada.

El violador de Pirámides ha cumplido la condena máxima que puede cumplir legalmente un reo en España, sin que nadie pueda confirmar si volverá a violar en un futuro y reabriendo el debate sobre la conveniencia de un sistema basado en buscar una supuesta reinserción, para algunos delincuentes que probablemente no merezcan volver a vivir con seres civilizados.

Ana Pavón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *