Las pelotas de Trump y el ocaso de Femen -INCLUYE VIDEO-

Madre mía las Femen, para lo que han quedado. No es que hayan sido nunca un dechado de virtudes, precisamente; pero al menos antes, los encargados de seleccionar a sus militantes de postureo contaban con alguna fulanilla casi guapa. Ahora sólo tienen saldos: machorras sobrealimentadas y espantajas de raza indeterminada.

Sus últimas apariciones ya habían sido de traca: la intrépida acción de chillarle a un obispo en el oído: «¡FUERA DE MI COÑO!», con las pechugas al aire (sobrecoge pensar, por tanto, la fauna que deben tener metida estas muchachas en sus partes pudendas); y mancillar, medio desnudas, claro, el cementerio de Paracuellos del Jarama. Que así, como acto de rebeldía, salvo por la posibilidad de coger un catarro, tampoco es que sea muy arriesgado. Y es que el concepto que estas pájaras tienen de lo que es una heroicidad, es bastante birrioso.

Pero es que el último acto de vergüenza ajena protagonizado por estas chavalas es un desagradable episodio, a caballo entre la pena y el asco: han enviado a una de sus militantes más tocinetas a la presentación de la escultura de cera de Donald Trump, en el Museo de Cera de Madrid. Las dantescas imágenes en las que la oronda feminista berrea con las ubres al viento, aferrada a los presuntos testículos de la escultura, mientras los desventurados encargados de seguridad tratan de evitar semejante esperpento de la forma más delicada posible, han quemado las córneas de miles de personas. Para más inri, la rolliza libertaria había escrito en sus chichas la frase: «agarra al patriarcado por las pelotas», en inglés, para internacionalizar su ridículo.

El adoctrinamiento en la ideología de género a que estamos siendo sometidos no tiene ninguna gracia, pero las salidas de tono de estas mamarrachas, una vez superada la náusea inicial, sólo pueden provocar risa. La obsesiva insistencia de esta panda de histéricas en luchar contra un patriarcado que sólo les oprime en su imaginación, es digna de estudio y probablemente, de medicación en algunos casos. La feminidad, la defensa de valores puramente femeninos y la lucha contra los verdaderos problemas de la mujer no forman parte de la hoja de ruta de este grupo de hembristas, financiado por el mismo sistema que ellas dicen combatir.

Ana Pavón

2 comentarios en “Las pelotas de Trump y el ocaso de Femen -INCLUYE VIDEO-

  • el 18 enero, 2017 a las 8:42 pm
    Permalink

    FEMEN tuvo su momento de «gloria», allá por 2010-2013, si no me equivoco en esos años llegaron a España de la mano de la pija aquella que se paseó por todas las redacciones de los medios afines a Soros (El Diario, Huffington Post, Público, Infolibre)… Poco después, se filtró en varios medios alternativos que Soros dejó de financiar FEMEN -2013, 2014-, y a partir de ahí, sus acciones tuvieron menos repercusión… en España andan de rebajas y tienen que enviar saldos como la de la foto (al menos las ucranianas eran guapas…)

    Respuesta
  • el 19 enero, 2017 a las 7:19 pm
    Permalink

    Con esas ubres podría amamantar a todo un campamento de ilegales.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *