Un directivo de banca de Nueva York financia la campaña de niños transexuales en Euskadi y Navarra

Un donante homosexual, que exigió contrato de confidencialidad, de ascendencia navarra y alto directivo de un potente banco mundial, envió un cheque de 30.000€ que ha permitido a la asociación Chrysallis, financiar la campaña “hay niñas con pene y niños con vulva”, en más de cien marquesinas de autobús y 25 estaciones de metro, de las capitales vascas.

Dicha campaña es promovida por la asociación antes mencionada, que quiere informar sobre la existencia de los menores transexuales y sus necesidades.

Una representante, Beatriz Server, alega que “la naturaleza no es una fotocopiadora, nuestros hijos podían haber sido de otra forma pero hay que aceptar la realidad” y que pese a los estudios científicos que defienden que se trata de una patología o enfermedad mental, ella manifiesta que “Lo que me vale es que, tras aceptarlo, mi hijo es feliz”.

A esta campaña se suma el protocolo para niños transexuales que el Gobierno vasco ha emitido para que todos los centros escolares se adapten a las nuevas necesidades.

Antonio Grafes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *