LA MISS MÁS MONA

La estrafalaria carrera en pos de las más altas cotas de corrección política en que nos encontramos envueltos todos los europeos, acaba de revelar una nueva versión de cretinismo hasta ahora desconocida: el certamen de belleza local en el que la ganadora ni es bella, ni es de la localidad, pero es de una sufrida minoría oprimida.

La última edición de Miss Helsinki ha proclamado vencedora a Sephora Ikalaba, una congoleña de 19 años que, obviamente, no tiene mucho aspecto de finlandesa. De hecho, no es que Sephora sea menos guapa que el resto de aspirantes, es que es francamente fea.

Los palmeros de la corrección política se han apresurado a justificar la elección de la muchacha aduciendo que goza de una belleza “no tradicional”. Y es que, como todos sabemos, los cánones tradicionales de belleza son imposiciones fascistas que discriminan a los feos y deben desaparecer.

Sephora no reúne ninguna característica física típicamente finlandesa, pero no importa. Tras ella hay una lacrimógena historia de niña inmigrante, abandonada por sus padres y maltratada por su propia familia. Y en un mundo en el que la pena y el victimismo todo lo pueden, la historia de Sephora es un pase VIP a la fama en cualquier circunstancia.

De continuar esta disparatada tónica, es posible que en próximos certámenes a lo largo y ancho de Europa se elijan misses ya no de razas no europeas, sino de sexo masculino (según la ideología de género, hay mujeres con pene y hombres con vagina, no lo olvidemos), o de otras especies (el animalismo sube enteros, cómo no). Así que puede ser que la próxima Miss España sea un transexual barbudo o un escarabajo pelotero.

 

Ana Pavón

4 comentarios sobre “LA MISS MÁS MONA

  • el 8 enero, 2017 a las 11:50 pm
    Permalink

    Europa se está convirtiendo en un estercolero. Si se han propuesto destrozarla lo han conseguido…y encima ahora ni Ejercito nos han dejado. Me temo que como los Hombres bien Machos no despierten de su inducido letargo… Europa y todos los europeos nos vamos sencillamente al carajo!

    Respuesta
  • el 9 enero, 2017 a las 12:43 am
    Permalink

    Aunque se parece a Vicente Engonga, creo que es una buena noticia: este tipo de chorradas generan mucho efecto rebote, o péndulo, sobre todo entre las mujeres finesas… Que sigan, que sigan…

    Respuesta
  • el 9 enero, 2017 a las 3:14 pm
    Permalink

    Además le han tomado el pelo y hecho perder el tiempo al resto de concursantes, que fueron a un concurso de belleza y se encontraron con una pantomima soviet en las que sus cualidades no contaban.

    Respuesta
  • Pingback: El último batacazo del postureo europeo: Miss Helsinki es nigeriana – El ESCORZO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *