Florentino Pérez, millonario a costa de los españoles

El empresario ha sido rescatado por el Estado en repetidas ocasiones.

Cuentan las malas lenguas que en este país los negocios se hacen en los palcos, y visto lo visto, el del Estadio Santiago Bernabéu es el ejemplo más claro de ello.

Florentino Pérez, el empresario que ha incrementado su fortuna en más de 10 veces desde que preside el Real Madrid, domina con sus empresas el sector servicios y el de la construcción.

Su imagen es de hombre de éxito, poderoso, afortunado, de esos que no sabe lo que es perder, que no conoce el fracaso en sus proyectos, pero no es así.

Sus grandes contratos están repletos de cláusulas de rescate que cubren todos los españoles si algo sale mal, pero que no ven ni un duro si el negocio es rentable.

Son exactamente 2642 millones de euros los que la Hacienda pública ha destinado ya para evitar la quiebra del empresario.

El pelotazo más sonado es el del conocido “caso Castor”, donde hicieron falta 1600 millones de dinero público para evitar la quiebra de ACS. Florentino utilizó su poder para que Fomento aceptara una cláusula por la que sería indemnizado en caso de fracaso, incluso si la culpa era suya. Recibió la “indemnización equivalente al valor de las instalaciones, incluso en caso de dolo o negligencia imputable a la empresa adjudicataria”.

También son flagrantes los casos de la Desaladora de Escombreras de Murcia y el Túnel de Pertús, que cargaron al bolsillo de los españoles 570 y 280 millones de euros respectivamente.

El último capítulo de la historia de batacazos en los negocios de Florentino que pagamos todos es el más que posible rescate de las radiales y autopistas, tasado en unos 700 millones de euros y que pertenecen a una de las empresas de Florentino.

El caso es especialmente sangrante si recordamos que, gracias al impulso de Pérez, los futbolistas extranjeros con grandes fortunas tributan en un porcentaje menor que el resto de los contribuyentes.

Ricardo Reis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *