Bebés hiperrealistas, un capricho peculiar y costoso

Se trata de muñecos que podrían pasar por bebés auténticos, sin ninguna duda. Tras ellos hay muchas horas de trabajo artesanal.

El coste de los “reborn” es de más de 300 euros e imitan el cuerpo humano de una forma detalladísima. En España llegaron hace poco más de una década y han pasado  de ser objetos de coleccionismo, a convertirse en capricho de las niñas en Navidad.

Los “reborn” nacieron en Alemania, en plena II Guerra Mundial, cuando las madres  arreglaban o recomponían las muñecas de sus hijas, por la falta de recursos durante el conflicto bélico. De Alemania se trasladó a Estados Unidos,  originando un pujante  mercado fomentado por las redes sociales.

En los “reborn” cada detalle está cuidado con precisión milimétrica: la piel, las venas,  rojeces propias de los recién nacidos, el pelo o los pliegues de la carne. Con frecuencia se encargan a medida, con el objeto de paliar carencias o rememorar experiencias pasadas. Los artesanos que realizan estos muñecos recrean bebés prematuros o niños similares a otros nacidos en la familia, según el gusto del comprador. Del mismo, modo sus dueñas hacen con ellos las mismas cosas que harían con niños reales.

Estas muñecas se han convertido en el capricho de niños para la compras de regalos de Navidad. El coste de un “reborn” oscila entre 300 y 6.000 euros. El realismo de estos bebés, los hace piezas de coleccionismo que trascienden de la simple compra, en muchas ocasiones.

Hay que destacar también el valor terapéutico, en el caso de mujeres que necesitan llenar el espacio de un bebé. Gracias a internet y las redes sociales, cada vez hay más aficionados a los “reborn” en España.

El artesano de los “reborn” invierte muchas  horas en la elaboración de cada muñeco, usando dos materiales: vinilo o silicona. En este caso, los hechos con silicona son mucho más costosos porque el tacto es casi igual al de un bebé de carne y hueso.

Carlos F.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: