Niegan una cirugía a una víctima del accidente de Angrois que destrozó su rostro

Marga Viguera, que ha sufrido dos operaciones maxilofaciales, tiene el esqueleto facial repleto de placas.

Marga, que fue víctima del accidente de Angrois y sobrevivió a una experiencia dramática que recordará el resto de su vida, se enfrenta ahora a las Instituciones, que le niegan una operación en una cara que quedó destrozada tras el suceso.

La víctima sufre cada día las secuelas que le provocan haberse reventado el cuerpo contra un asiento de aquel tren, y hoy, tres años después de lo ocurrido, sigue luchando para que las autoridades le den el trato que merecen.

Su cirujano maxilofacial recomienda una cirujia para terminar de reconstruir su cara, después de dos años de tratamiento.

El Servicio Gallego de Salud ha denegado la operación apoyándose en que Marga «no pertenece al área sanitaria de A Coruña» donde ha sido tratada.

Sin embargo, la afectada desmiente la versión oficial y relata que le «han llegado a decir por teléfono que era un tema de estética y que la operación no me la iban a hacer».

Por lo visto, el mismo sistema que financia las operaciones de cambio de sexo porque las considera un tema médico que no tiene que ver con la estética, deniega esta cirugía porque reventarse el cuerpo contra un asiento es una simple cuestión visual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *