La NASA desmiente el deshielo en el Polo Sur

El terrible y devastador efecto del Cambio Climático sobre nuestro planeta parece saltarse ciertas partes del globo, en concreto la Antártida. Ese continente de 4.500 km de diámetro, el más elevado de la Tierra, con una altitud promedio de 2.000 metros sobre el nivel del mar, alberga alrededor del 80 % del agua dulce del planeta y tiene un espesor del hielo, en ciertas partes de su territorio, de hasta 5.000 metros de profundidad. Un territorio que es una zona militarizada, es decir, no de libre acceso.

La NASA ha publicado en un reciente estudio en el que se demuestra que está, actualmente, aumentando su grosor de hielo lo suficiente como para compensar las pérdidas sufridas por sus glaciares.

El estudio fue llevado acabo por Jay Zwally, un glaciólogo de la NASA “Goddard Space Flight Center” en Greenbelt, Maryland, y publicado el 30 de octubre en la revista Journal of Glaciology.

El equipo de Zwally calcula que, el aumento de la masa y el engrosamiento de la Antártida oriental, se mantuvo estable desde 1992 hasta 2008 en 200 millones de toneladas por año; mientras que las pérdidas de hielo de las regiones costeras de la Antártida Occidental y la Península Antártica se incrementaron en 65 millones de toneladas por año, lo que demuestra un aumento significativo.

«La buena noticia es que la Antártida no está contribuyendo actualmente a la subida del nivel del mar” dijo Zwally. «Pero esto también es una mala noticia. Si los 0,27 milímetros por año de aumento del nivel del mar atribuido a la Antártida, en el informe del IPCC (Instituto del Cambio Climático), no proceden de la Antártida, tiene que haber alguna otra contribución al aumento del nivel del mar que no se contabiliza«.

Respecto a los misterios que envuelven al continente helado, habría que sumarel reciente viaje del actual Secretario de Estado en los Estados Unidos, John Kerry, el día de las elecciones presidenciales para, según justificó, evaluar la pérdida de hielo que, ahora sabemos, no existe.

Antonio Grafes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *