Al-Ásad avanza en Alepo y se consolida en la periferia de Damasco

Las tropas gubernamentales sirias prosiguieron sus avances en el día de ayer, liberando el barrio alepino de Tareeq al-Bab. Los leales al presidente Al-Ásad también penetraron en la barriada de Al-Jazmaty, logrando controlar más de la mitad del distrito.

Tras un momentáneo revés en el barrio sureño de Sheik Said –auténtico baluarte de los rebeldes yihadistas-, el Ejército sirio y sus milicias aliadas han vuelto a arrollar las líneas terroristas. Desde el inicio de la ofensiva, el pasado 15 de noviembre, los uniformados sirios ya han conseguido liberar un 60% de las zonas de Alepo que los yihadistas tenían bajo su control.

El Gobierno sirio también ha dado un vuelco a la situación en la periferia de Damasco. La comarca de Guta Occidental ha sido totalmente liberada de presencia terrorista. Los rebeldes han rendido las últimas plazas que mantenían en Guta Occidental (Khan ash  Shayk y Zakiyah) a cambio de ser trasladados, junto a sus familias, al bastión yihadista de la provincia de Idlib. Un acuerdo similar ha sido alcanzado en la localidad de Al-Tall, al norte de Damasco.

La capital siria, que en 2013 se encontraba casi  totalmente cercada por fuertes contingentes terroristas, queda ahora prácticamente libre de yihadistas. Desde el mes de agosto el Gobierno sirio ha liberado toda la periferia norte y suroccidental damascena, como las localidades de Daraya y Moadamiyah.

Únicamente los yihadistas resisten aún en Yarmuk y en la Guta Oriental (fortaleza del grupo apoyado por Arabia Saudí “Ejército del Islam”). Las últimas operaciones militares van a proporcionar al Ejército sirio unos contingentes de tropas que le permitan lanzarse, con más medios, a la liberación de estas últimas zonas de las proximidades de Damasco azotadas por los terroristas.

Miguel Sardinero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *