Aumenta la tensión en Calais

Tras el desalojo de la Jungla de Calais, muchos pueblos y ciudades francesas se están negando a acoger a los inmigrantes.

En un primer momento, la evacuación del campamento se desarrolló de forma pacífica, pero en los días posteriores el clima de tensión no ha parado de acrecentarse.

Unos dos mil refugiados han asegurado estar preparados para resistir y hacer frente a la policía,  puesto que la única salida que contemplan es “entrar algún día en Reino Unido.

El gobierno francés había elaborado una lista de 60 pueblos y ciudades para reubicar a los migrantes de «La Jungla». Una docena de ellas se niegan a esta realojo.

Alguno de los alcaldes considera la llegada de estos “refugiados” una “invasión”

Ricardo Reis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *