El refugiado zancadilleado fue despedido por no molestarse en aprender español

«El no aprendizaje de nuestra lengua, pese a la insistencia de la empresa pidiéndole implicación en este tema, dificultaba la relación laboral con el resto de empleados. Ahora dispondrá de cuatro meses de desempleo para aprender español. No obstante, seguiremos sufragando sus gastos de vivienda y manutención hasta noviembre de 2017«, ha explicado la Escuela Nacional de Entrenadores de Fútbol (Cenafe) a través de un comunicado.

Tras la rescisión del contrato laboral que le unía a la empresaOsama Abdul Mohsen, el refugiado sirio zancadilleado por una periodista húngara, comenzó a cargar contra la Escuela de Entrenadores de Getafe a la que acusaba de «dejar a sus hijos en la calle». Es por ello que, la Escuela, se ha visto obligada a emitir un comunicado público para esclarecer los hechos.

En este sentido, señalan que «volverán a contratar a Osama en cuanto aprenda el idioma» pero que «necesitan una prueba de integración por su parte». Asimismo, manifiestan que Osama «es un hombre inteligente. Habla tres idiomas: árabe, inglés y alemán», por lo que confían en su pronta vuelta a la empresa.

Luz Marrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *