Cambian de plaza a una mujer en un avión porque 2 pakistaníes no querían sentarse a su lado

Una pasajera estadounidense de United Airlines ha escrito una carta a modo de queja al director ejecutivo de la compañía aérea, tras verse obligada a cambiar el asiento que había reservado.

Cuando Mary Campos se disponía a embarcar, un trabajador de la aerolínea la informó que se le había asignado una nueva plaza porque los dos hombres sentados a su lado, a los que definieron como «monjes pakistaníes», así lo habían solicitado.

La petición de los pakistaníes se basaba en las creencias culturales de estos dos hombres, «que prohíben sentarse junto a mujeres o comunicarse con ellas».

En una entrevista para la cadena CBS, Mary Campos defendió que «cualquier persona cuya creencia prohíba a las personas interactuar con el género femenino no debería tomar vuelos comerciales», añadiendo que «no se puede discriminar a la mitad de la población por una creencia que procede de otro país». Reclama a United Airlines una disculpa pública a sus trabajadoras, sus clientas y un cambio en su política para que protejan los derechos de las mujeres.

M. García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *