Presiones internacionales sobre los serbios de Bosnia

La celebración, el pasado domingo, de un referéndum sobre su Fiesta Nacional ha provocado que la República Serbia de Bosnia (República Srpska) se vea sometida a una ofensiva dialéctica.

Los representantes de la Unión Europea para Bosnia y Herzegovina han advertido a las autoridades de la República Serbia de Bosnia de la presunta ilegalidad del referéndum.

En una muestra más de la tensión geoestratégica entre Moscú y Bruselas, la embajada de la Federación de Rusia no se sumó al boicot a la consulta promovido por las delegaciones diplomáticas de los países de la UE.

En este clima, la semana pasada tuvo lugar un encuentro en el Kremlin entre el primer ministro de los serbios de Bosnia, Milorad Dodik, y el presidente ruso, Vladimir Putin.

Por su parte, los musulmanes de Bosnia ya han solicitado sanciones contra los serbios. Así lo ha expresado uno de sus líderes,  Bakir Izetbegovic.

El 99,81% de los ciudadanos de la República Serbia de Bosnia que acudieron el domingo a las urnas decidieron que su Fiesta Nacional continúe siendo el 9 de enero.

Dodik tiene intención de convocar en 2018 un referéndum sobre la independencia de la República Serbia de Bosnia de la federación que, junto con el ente croata y musulmán, forman Bosnia y Herzegovina.

Francisco Alonso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *