Un sacerdote y un periodista españoles detenidos en Marruecos

Un periodista y un sacerdote melillenses, los hermanos Blasco, fueron detenidos la semana pasada por las fuerzas de seguridad marroquíes durante cinco horas acusados de realizar un reportaje sin permiso y de hacer proselitismo, respectivamente, cuando, según han narrado, habían acudido a conocer Beni-Enzar, ciudad fronteriza con Melilla.

«Es la séptima vez que paso por unos calabozos en Marruecos, pero nunca me había pasado algo así», ha narrado el periodista., explicando que «iba paseando con mi hermano, que es sacerdote, que el pobre sólo quería pasar la frontera y ver un poco el otro lado…, y nos han abordado más de 30 agentes».

Según los detenidos, todo ocurrió «con gritos, malas formas,… muy mal, mucha violencia», durante las cinco horas que duró su retención. «Nos han interrogado y tomado declaración hasta en cuatro ocasiones», han recalcado.

En Marruecos, país al que algunos en Europa ponen como ejemplo de convivencia religiosa, no se pena por ley el hecho de convertirse al cristianismo, pero hacer proselitismo, es decir, “emplear cualquier medio de seducción para quebrantar la fe de un musulmán o tratar de convertirlo a otra religión”, según dicta el artículo 220 del Código Penal, está castigado con penas de cárcel de seis meses a tres años.

Jorge G.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *