Lula irá al banquillo por corrupción

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, será juzgado por aceptar presuntamente 3,7 millones de reales en sobornos.

La Fiscalía carioca acusa a Lula de haber aceptado un tríplex de lujo en Sao Paulo como contraprestación de una de las constructoras de la trama Petrobas, por la cual varias empresas obtenían contratos públicos gracias a sobornos.

Lula ha negado toda implicación. “Si se demuestra que soy culpable iré a la cárcel yo mismo andando”, proclamó el expresidente entre lágrimas.

Francisco Alonso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *