El «lobby» estadounidense amenaza a Europa

Los lobbys, soberanos de EE.UU, han enviado una dura carta presionando a todos los presidentes de Gobierno de la Unión Europea. El firmante, el presidente de Business Roundtable y ex gobernador de Michigan, John Engler, amenaza con «efectos negativos en la inversión extranjera en Europa si se mantiene la decisión sobre Apple». 

La carta, redactada en un tono amenazante e individual a cada jefe de Gobierno,incluído Rajoy, se sale de lo normal para este tipo de casos. Esta misiva responde a la reciente decisión de la Comisión Europea de obligar a Irlanda a recuperar 13.000 millones de euros de impuestos perdonados a la multinacional estadounidense Apple, por considerar que el regalo fiscal viola las reglas de competencia.

En la carta Engler dice:

«Por el interés de todos los países que respetan el imperio de la ley, esta decisión no debe ser permitida. Si se ejecuta, este precedente aumentaría la incertidumbre de forma significativa con el consiguiente efecto negativo en las inversiones extranjeras en Europa convirtiendo esta decisión es una herida autoinfligida por la Unión Europea y sus ciudadanos.Le urjo a trabajar con sus homólogos para revertir esta decisión y poner fin a las investigaciones de ayudas de Estado que cuestionan la capacidad de su país y de otros estados miembros de la UE para determinar e interpretar sus propias normativas fiscales. Desgraciadamente, a menos que sea retirada, la decisión de la Comisión Europea sienta un precedente de que los Estados miembros de la UE no controlan sus asuntos fiscales y pone en duda si tienen la capacidad de cumplir sus compromisos».

La prepotencia de estos lobbies, acostumbrados en su país a dirigir las fórmulas económicas del gobierno de EE.UU, les ha empujado a realizar una amenaza real a Europa. Una demostración de quien tiene el sartén por el mango y la cara real de lo que supondría la aprobación del Tratado internacional de libre comercio, TTIP, para las empresas europeas y los europeos en general.

Antonio Grafes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *