El padre de Aylan capitaneaba el barco en el que naufragaron

Aylan, el niño kurdo ahogado en las costas de Turquía, cuya imagen se convirtió en el símbolo de la llamada crisis de los refugiados sirios, falleció al naufragar el barco que su propio padre comandaba.

Según varios supervivientes del naufragio, Abdullah Kurdi era quien dirigía el barco desde el principio. El irakí Ahmed Hadi Jawward y el joven Amir Haider también tripulaban la barcaza y  acusan al padre de Aylan del naufragio.

El hecho de que la familia Kurdi viajara desde Turquía, país árabe en el que llevaba vivendo varios años, unido a la circunstancia de que el propio Abdullah capitaneara el barco y fuera, por tanto, uno de los contrabandistas de seres humanos implicados en tan lamentable incidente, pone en entredicho la imagen del padre del pequeño, que ha rehusado hacer cualquier tipo de declaración al respecto.

Ana Pavón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *