Knut Hamsun: El precio del anticonformismo

Knut Hamsun, (Noruega 1859–1952) fue un maestro de la literatura. Estudió en la Universidad de Oslo. Su vida fue errante, desde el círculo polar a Estados Unidos, y practicó diferentes profesiones. Sus libros, con los que ganó el premio Nobel de Literatura en 1920, son algunas de las novelas más influyentes del siglo pasado.

Su primera novela, «Hambre», cuenta la historia de un periodista enloquecido.

Thomas Mann le calificó de «descendiente de Fiódor Dostoievski y Friedrich Nietzsche», y dijo que nunca se había concedido el premio Nobel a una persona más merecidamente. Gorki, André Gide, John Galsworthy y H.G. Wells lo señalaron como su maestro. Influyó en Kafka, Stefan Zweig, Hermann Hesse y Ernest Hemingway, que decía que le había enseñado a escribir. También le homenajearon Henry Miller, Paul Auster, John Fante y Charles Bukowski, quien le calificó como «el mayor escritor que ha vivido jamás».

Una traductora noruega, Kirsti Baggethun, ha traducido directamente sus obras desde los años noventa del siglo pasado. Las anteriores son traducciones de traducciones donde se pierde buena parte de su frescura.

¿Por qué es un desconocido? Porque fue nacionalsocialista y alabó a Hitler. Era firme defensor de Alemania y la cultura alemana, así como hostil al imperialismo británico, el estadounidense y la Unión Soviética. Detestaba la lengua inglesa y consideraba que la Guerra Bóer era un acto de agresión británica contra un pueblo pequeño.

Al acabar la Segunda Guerra Mundial le quitaron todo y le encerraron en un manicomio, de donde salió casi ciego y sordo.
En 2009, la oficina postal estatal de Noruega emitió un sello de correos con su retrato.

Gustavo Morales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *