Los kurdos atacan a Al-Ásad

Crecidos por sus continuos progresos militares frente al Estado islámico, y envalentonados por el apoyo aéreo y terrestre estadounidense, los kurdos han atacado las posiciones gubernamentales sirias en la ciudad de Hasaka.

El Gobierno sirio mantiene enclaves en dicha provincia totalmente rodeados por fuerzas kurdas -en la ciudad de Hasaka y en puntos cercanos a la frontera con Turquía-. Las provocaciones de los kurdos a las fuerzas de Al-Ásad han dado paso a un enfrentamiento abierto.

Las autodenominadas “Fuerzas Democráticas Sirias”, eufemismo creado por los Estados Unidos para ocultar el carácter netamente étnico de las milicias kurdas, han avanzado en los distritos controlados por el Ejército sirio.

Hasta el momento, los choques armados se han limitado a la ciudad de Hasaka, pero pueden extenderse a otras zonas del país.

La eclosión del Estado islámico ha venido a favorecer los intereses políticos de los kurdos, tanto en Siria como en Iraq. En este último país los kurdos han ocupado importantes ciudades de mayoría árabe como Kirkuk y ahora se disponen a tomar Mosul, urbe aún en manos del Califato.

Se da la circunstancia que las zonas reivindicadas por los kurdos son altamente ricas en petróleo, contando en sus avances militares y políticos con el apoyo de Estados Unidos e Israel.

Miguel Sardinero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *