Rusia y Ucrania afilan las espadas

En medio de un intercambio de acusaciones, el Gobierno de Ucrania ha puesto en estado de alerta a sus unidades militares próximas a la península de Crimea y al Donbass. Por su parte, el presidente de la Federación de Rusia, Vladimir Putin, ha ordenado el inicio de maniobras militares a gran escala en la zona y desplegado misiles S-400 para defender Crimea.

Putin acusa al presidente ucraniano, Petro Poroshenko, de facilitar el acceso a Crimea de activistas ucranianos armados.

La escalada de la tensión viene a poner fin a los intentos de establecer una paz duradera entre ambos países.

Francisco Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *