Desarticulada una organización criminal que explotaba laboral y sexualmente a compatriotas nicaragüenses

La Policía Nacional ha desarticulado una red que captaba mujeres nicaragüenses sin recursos para trabajar como empleadas de hogar en España, donde eran explotadas laboral y sexualmente para pagar la deuda que habían contraído con la organización.

Para el viaje, la organización les proporcionaba la documentación y billetes necesarios, de modo que contraían una deuda de unos 4.500 euros y que avalaban con la vivienda que ocupaban con su familia en Nicaragua. Deuda que se incrementaba progresivamente alcanzando en ocasiones una deuda imposible de pagar. 

Las mujeres tenían que afrontar unas cuotas mensuales que rondaban los 600 euros, cantidad que a duras penas conseguían con su trabajo como servicio doméstico, y se veían obligadas a mantener relaciones sexuales con el líder de la organización a cambio de una rebaja de la deuda. Encuentros que eran grabados con una cámara oculta y sin el consentimiento de las víctimas.

La investigacion policial se inició a raíz de una llamada al teléfono de trata de seres humanos. Agentes especializados se hicieron cargo de la denuncia y descubrieron que al menos desde el 2009 venía operando una organización criminal formada por mienbros de una misma familia y que se dedicaba a traer chicas compatriotas suyas para explotarlas laboralmente.

Una vez en España las víctimas eran  trasladadas a Murcia y alojadas por el cabecilla en pisos patera que tenía alquilados al efecto.

La organización ejercía un control férreo de les víctimas, controlaba toda su documentación y las amenazaban con perder sus propiedades familiares en Nicaragua así como con la deportación de España si no cumplían con su deuda y obedecían todas sus órdenes.

Las investigaciones permitieron también averiguar que la organización también se dedicaba a prestar dinero a otros compatriotas suyos, aprovechándose de la situación precaria en la que vivían, exigiéndoles elevados intereses y teniendo que avalar los préstamos con sus escasas propiedades.

El balance final de la operación se ha saldado con seis detenidos en Murcia y dos más en Madrid y un total de 185 personas  víctimas de la organización localizadas, de las cuales 44 habrían sido víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación laboral.

Además, de la abundante documentación intervenida en los registros domiciliarios practicados, más de 75 personas habrían contraído deudas con la organización a través de préstamos usureros y al menos 45 personas aparecen en los vídeos de contenido sexual intervenidos. La investigación continúa y no se descarta la localización de más víctimas y nuevas detenciones.

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *