Texas se convierte en el octavo Estado norteamericano que legaliza portar armas ocultas en recintos universitarios

La polémica ley ha entrado en vigor en el día que se cumplen 50 años de lo que es considerado el primer tiroteo masivo de la historia reciente del país; que tuvo lugar, precisamente, en una universidad texana.

Así fue como un 1 de agosto de 1966, Charles Whitman, un estudiante de ingeniería de 25 años, subió a lo más alto de la torre del reloj de la Universidad de Texas en Austin y comenzó a disparar de forma indiscriminada, matando a 16 personas e hiriendo a más de 30.

La nueva ley, que permite solo el uso de armas ocultas —sigue prohibida la exhibición pública de pistolas y rifles en los campus— rige para todas las universidades públicas. Las privadas tenían la opción de eximirse de su cumplimiento.

Jorge G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *