Nuevas evidencias de financiación y suministro de armas por parte de Hilary Clinton a organizaciones terroristas del Estado Islámico

Diferentes investigaciones periodísticas han revelado que la candidata demócrata a la presidencia de EE.UU., Hillary Clinton, formó parte de la dirección del gigante industrial francés, Lafarge, al que se acusa de financiar en secreto al Estado Islámico.

Lafarge llegó a un acuerdo lucrativo con la organización terrorista para maximizar las ganancias de sus operaciones locales de la producción de cemento e incluso compró petróleo a los yihadistas.

La compañía, en cuyo consejo de administración sirvió Hillary Clinton desde 1990 hasta 1992, es donante habitual de la Clinton Foundation. La firma francesa ofreció hasta 100.000 dólares en 2015 y en el primer trimestre de este año también figura como donante de dicha fundación.

Además, a finales de 1980, Hillary Clinton mantuvo relación con Lafarge cuando la empresa apoyó a la CIA en su programa de armas secretas dirigidas a Saddam Hussein.

Por otra parte, el portal de filtraciones Wikileaks tiene en su poder evidencias que demuestran que la exsecretaria de Estado de Estados Unidos y actual candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton armó al grupo terrorista Daesh en Siria.

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, aseguró en una entrevista concedida la semana pasada al programa Democracy Now! que algunos de los correos electrónicos de Clinton, demuestran que ella facilitó la entrega de armas a grupos terroristas como Daesh en la nación árabe.

El escándalo de los correos, que se remonta al período cuando Clinton era secretaria de Estado (2009-2013), ha ofrecido en los últimos meses argumentos a sus contrincantes y ha vuelto a destapar los verdaderos motivos de la invasión de Siria.

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *