La decisión del Parlamento de Cataluña de reducir la presencia militar en espacios públicos hiere sensibilidades en las Fuerzas Armadas

La moción aprobada por “el Parlament” el pasado 15 de julio ha levantado críticas en determinados sectores del Ejército. Las FAS tendrán menos presencia en Cataluña: se reducirán los desfiles y la participación de lo castrense en ferias educativas o actos públicos. En definitiva, se busca «desmilitarizar» esta región española.

«Es obvio que el sectarismo, el odio y la demagogia que se desprenden de estas medidas no son otra cosa que el desprecio hacia todo lo que significa o tenga que ver con España». El General de División Juan Chicharro Ortega, ya en la reserva, lamenta la decisión adoptada en el Parlamento en una carta dirigida a Carles Puigdemont, y difundida por redes sociales en internet.

No es la primera vez que el general Chicharro comenta la situación de Cataluña y el tema militar. Ya en el 2013, en un discurso en el Gran Casino de Madrid, apuntó a una posible intervención del Ejército para frenar el proceso soberanista si los frentes políticos y jurídicos no lo hacían.

La carta del general Chicharro refleja en buena medida el malestar que predomina en el Ejército ante la «desmilitarización» de Cataluña, aunque los militares en activo, altos mandos, en particular, guarden silencio públicamente o esperen a su situación de pase a la reserva para proclamar lo que piensan.

J. Garrido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *