Rajoy vuelve a echar mano a la caja de las pensiones

El palo ha sido, en esta ocasión, de 1.000 millones de euros que irán destinados a abonar las retenciones por IRPF practicadas a las pagas, incluida la extra de junio, y que tenían que estar ingresadas hoy, 20 de julio, en Hacienda.

Es la segunda vez que, el actual Gobierno en funciones, mete la mano en la «hucha» de los pensionistas, tras los 8.700 millones de euros que extrajo el día 1 para pagar la ordinaria y la extra de junio.

Así, el saldo que queda es de 24.604 millones frente a los 66.815 que había cuando llegaron al Gobierno.

Luz Marrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *