Al suelo, los ciudadanos

Tras conocerse ayer las conclusiones del Abogado General de la UE, Sr. Mengozzi, sobre las tres cuestiones prejudiciales acumuladas por el Reino de España en relación con la retroactividad de la devolución de prestaciones indebidamente cobradas por los Bancos por aplicación de las denominadas «cláusulas suelo», no podemos sino mostrar nuestra perplejidad por el nuevo capotado a la gran fianza global frente a los intereses de los ciudadanos de los Estados miembro.

De las conclusiones, es destacable la número 72, que dice: «Queda por examinar la situación anterior al 9 de mayo de 2013. Las cláusulas «suelo» no dejan de considerarse abusivas y nulas, si bien esa nulidad sólo surtirá sus plenos efectos a partir de la fecha de la sentencia del órgano jurisdiccional supremo que la declara. Para justificar ese aplazamiento en el tiempo, el Tribunal Supremo se basó en una serie de argumentos, (79) entre los que figuraba el mantenimiento de la seguridad jurídica en atención al carácter innovador de su resolución ―apreciación que no comparto― (80) y las circunstancias excepcionales que concurrían. En relación con este punto, el Tribunal Supremo insistió en particular en la dimensión endémica de la utilización de las cláusulas «suelo» para seguidamente ponderar, por una parte, la protección debida a los consumidores en virtud, en particular, de la Directiva 93/13 y, por otra parte, las repercusiones macroeconómicas sobre el sistema bancario de un Estado miembro que ya se encontraba debilitado».

Es decir, que el Abogado General cree que hay quiebra del principio de seguridad jurídica en la conducta procesal del Tribunal Supremo español pero, aún así, avala la tesis de defender los intereses de las grandes corporaciones bancarias por los efectos macroeconómicos que, sobre las cuentas públicas de un ESTADO DEBILITADO, el Español, tendría el reconocimiento de la retroactividad de lo pagado indebidamente.

No comparto su tesis, y espero que el Tribunal tampoco lo haga (aunque los mass media manejados por los bancos ya han lanzado a los cuatro vientos la noticia de la retroactividad limitada al 9 de mayo de 2013, obvian que las conclusiones del Abogado General NO VINCULAN al TJUE).

Y no lo hago por una sencilla razón: los principales bancos afectados (BBVA, Caixabank, Popular y Bankia) son, a día de hoy, entidades supuestamente saneadas y que ya han provisionado en sus balances los 3.000.000.000€ que les costaría devolver lo cobrado indebidamente, luego ¿donde está la afección macroeconómica sobre el sistema bancario español?…obviamente, en ningún sitio.

Nacho Menéndez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *