Violentos incidentes protagonizados en su mayoría por inmigrantes durante la final de la Eurocopa

La violencia desatada ayer en los alrededores de la Fan Zone de la Torre Eiffel volvieron a recordar la situación social y política de un país con una población inmigrante que ni se adapta ni respeta unas normas básicas de convivencia.

Poco después de las 20.00 horas, antes de comenzar el partido de la final entre las selecciones de Portugal y Francia la situación se tensaba en la parte trasera de la Fan Zone, bajo la estructura de la Torre Eiffel, centenares de individuos, en su mayoría marroquíes y de raza negra,  trataban de forzar uno de los accesos, que permanecía cerrado.

Los violentos lanzaron botellas contra las autoridades e incendiaron varios vehículos y contenedores de los alrededores. Los CRS, antidisturbios, respondieron con gases lacrimógenos y cañones de agua en violentos choques de un par de horas de duración, en paralelo al partido, y que inevitablemente trajo a la mente los disturbios sociales que Francia ha vivido en los últimos cuatro meses en el marco de las protestas contra la impopular reforma laboral, cuyo efecto la Eurocopa había logrado disimular.

J. Garrido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *