San Fermín: Quinto encierro con los de Jandilla

Recogidas ya las toneladas de basura y desparecidos los domingueros, vuelven los verdaderos encierros a las calles de Pamplona.

Hoy han vuelto a correr, precedidos por su fama de peligrosos, los toros de Jandilla. La manada se componía de cuatro castaños y dos negros que han dado carreras de apenas dos minutos, miradas desafiantes, derrotes y amenazas a ambos lados de la calle. Particularmente uno, que se ha lanzado a la carrera llevándose a algún mozo que no se retiraba a tiempo. Por detrás, sus compañeros de manada le han ido a la zaga dando algún susto, pero sin pasar a mayores. Una carrera sin cornadas.

La Estafeta se ha convertido en una fiesta de carreras lanzadas, con muy buenos corredores que han brindado espectaculares carreras pero poco prolongadas.

En el tramo final, dos jandillas han resbalado y, quedando caídos sobre su lomo, han permanecido inmóviles hasta que los corredores los han ayudado a levantarse. Este incidente ha provocado que se alargara el encierro hasta los tres minutos.

Luz Marrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *