RED DE PEDERASTIA OCULTADA EN EL REINO UNIDO POR TEMOR A ACUSACIONES DE RACISMO. EL INFORME ROTHERDAM (I)

Largas condenas para los líderes de la red de esclavitud sexual infantil oculta en el Reino Unido, que entre 1997 y 2013 habrían violado al menos a 1.400 niñas, la mayoría procedentes de familias británicas blancas y pobres

El caso salto a la luz en 2014 en la localidad británica de Shefflied cuando una investigación forense presentó un informe según el cual la policía, el ayuntamiento y los servicios sociales, habrían ocultado durante más de una década las actividades de una red de prostitución y esclavitud sexual infantil que entre 1997 y 2013 habría violado al menos a 1.400 niñas.

La banda, liderada por una familia y con una extensa red de clientes, actuó con libertad y absoluta impunidad. Y lo hizo porque tanto los miembros de la banda como la clientela eran paquistaníes. El miedo a acusaciones de racismo y a verse implicados en conflictos legales con musulmanes había llevado a todos los organismos públicos, policía incluida, a mirar hacia otro lado.

La estupefacción y el horror inicial por la monstruosidad de los delitos y la cantidad de niñas,  dieron paso a un considerable debate sobre las causas de una inaudita pasividad a la que se vieron arrastrados sobre todo por miedo a conflictos con una minoría inmigrante musulmana como la paquistaní. El gobierno municipal de Rotherham dimitió en pleno al estallar el caso.

Han quedado probados al menos 50 delitos sexuales de los miles que se acumulan en un sumario repleto de terroríficos abusos a menores. Se trata de al menos 1.400 niñas que a lo largo de todos esos años fueron violadas, vejadas, alquiladas, compradas y vendidas entre estos grupos de paquistaníes más o menos acomodados.

Carlos Campano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *