“Okupas” marroquíes y gitanos regularizados en Alcobendas, pese a las quejas de los vecinos

La empresa propietaria, Viviendas Acogidas SA, entró en quiebra al poco de construirse los pisos y ahora está en proceso de liquidación. Lentamente, desde agosto de 2013, fueron entrando familias marroquíes y gitanas a ocupar ilegalmente los 64 pisos. Algunas compraron el derecho al acceso a las casas a mafias que les exigían cerca de mil euros por ellas. No pagan ni alquiler, ni la luz, ni agua, en su mayoría la tienen enganchada, y muchos buzones escupen las cartas acumuladas de los primeros vecinos que se fueron yendo ante los ruidos, la suciedad y la inseguridad.

La basura, latas y desperdicios, se acumulan por toda la zona. La convivencia con el resto de vecinos de este desarrollo urbanístico de Alcobendas, Valdelasfuentes, no ha sido buena desde el principio. Hubo denuncias por robos, y los residentes de otros bloques pasaban con cierto temor por esta urbanización.

Desde el Consistorio de Alcobendas aseguran que «no pueden hacer nada», ya que están okupando una propiedad privada, no municipal. Tras la entrada de los okupas, cada hora, durante 15 minutos, una patrulla de la Policía Local de Alcobendas recorre los alrededores de las viviendas “okupadas”.

Existen cerca de 5.000 viviendas «okupadas» en la capital, y al menos mil están controladas por cinco mafias, tal y como reconocío hace unos meses el inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía.

J. Garrido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *