Los kurdos avanzan frente al Estado Islámico y las tropas de Al-Ásad vuelven a atascarse

Las Fuerzas Democráticas Sirias, conglomerado de milicias mayoritariamente kurdas y con presencia testimonial árabe, prosiguen sus avances contra el Estado Islámico en Manbij. La ciudad es un auténtico baluarte del Califato y una de sus últimas plazas de entidad en la provincia de Alepo.

Con cobertura aérea norteamericana, las Fuerzas Democráticas Sirias han entrado en la ciudad y combaten a los yihadistas calle por calle.

Por su parte, el Ejército sirio ha sufrido una serie de recientes contratiempos que han paralizado sus progresos.

La ofensiva que pretendía liberar la base aérea y ciudad de Tabqa no culminó con éxito. El Estado Islámico utilizó gas nervioso y los uniformados sirios se replegaron nuevamente de la provincia de Raqqa.

En las proximidades de Palmira, los yihadistas han vuelto a ocupar la villa de Arak y han tomado varios puntos de extracción de gas y petróleo.

Se prevé que en las próximas semanas el Ejército sirio vuelva a replantearse su estrategia y cierre alguno de los múltiples frentes que tiene abiertos.

Miguel Sardinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *