22 de junio de 1986, el día que Argentina tumbó y humilló a Inglaterra: «la mano de Dios»

Hoy se cumple el trigésimo aniversario del histórico encuentro que disputaron -en la fase de cuartos de final- las selecciones nacionales de Argentina e Inglaterra,  durante el Campeonato del Mundo celebrado en México, cuyo campeón, a la postre, sería el combinado argentino.

Corría el minuto seis de la segunda parte cuando en una llegada al área por parte de la selección albiceleste, Diego Maradona, centró el balón a Jorge Valdano quien, al intentar recoger el esférico para continuar la jugada, le fue interceptado por la defensa inglesa.

El balón salió despedido por parte de un jugador inglés hacia el interior del área habilitando a Maradona -que se encontraba en fuera de juego- para rematar a puerta.

A partir de ese momento tanto el guardameta como el 10 argentino disputaron el balón al tiempo que descendía y, mientras Peter Shilton alzaba la diestra con el fin de despejar el esférico, Maradona levantaba su brazo izquierdo para con un certero golpe llevar el balón hacia el interior de la portería.

Inmediatamente, Maradona festejó el gol -a sabiendas de su ilegalidad-, mientras los jugadores ingleses no daban crédito al ver como el árbitro daba por válido un gol que jamás debería haber subido al marcador.

A pesar de las evidencias, Maradona durante los primeros años, no reconoció públicamente y claramente la manera en la que consiguió el gol y justificandolo en lo que se «bautizaría» como como» la mano de Dios».

El encuentro finalizó con la victoria de Argentina por dos goles a uno donde, en ese mismo encuentro, con prácticamente los mismos actores, y Maradona en su papel estelar, protagonizó uno de los más bellos goles de la historia de los mundiales y del fútbol en general, arrancando con el balón desde el centro del campo, dirigiendo el balón desde la banda derecha sorteando rivales -hasta cinco- , para después y una vez dentro del área, regatear al portero ligeramente hacia la derecha y finalmente empujar el balón hasta el interior de la portería.

Gregorio Cruz

Un comentario en “22 de junio de 1986, el día que Argentina tumbó y humilló a Inglaterra: «la mano de Dios»

  • el 22 junio, 2016 a las 2:14 pm
    Permalink

    Me parece auténticamente lamentable que se siga diciendo «la mano de Dios» y «uno de los mas bellos goles».

    Eso es, ni mas ni menos que una ilegalidad y si lo dieron por válido, de acuerdo, como ha ocurrido en millones de partidos de fútbol desde que este se creo en su forma moderna mas o menos en la segunda mitad del siglo XIX, pero que encima se le de toda esa coba cuando no es mas que una manifiesta ilegalidad me parece AS – QUE – RO – SO.

    Luego nos quejamos de la corrupción cuando con cosas como esta queda demostrado que, depende de en que, a lo que es «hacer trampas» se le hacen monumentos.

    Patético y lamentable.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *