¿Por qué lo llaman campaña electoral cuando quieren decir postureo?

¡Madres, escondan a sus niños, hay políticos besucones sueltos! ¡Tenderos, vigilen bien su género, un aluvión de candidatos invadirá los mercados sobándolo todo! ¡Jubilados, dejen la petanca para mejor ocasión si no quieren que se apunte el que nadie quería jugar con ellos! ¡Hosteleros, bajen los cierres de sus negocios antes de que un político y su cohorte arrasen con todo a cargo de los presupuestos generales! ¡Televidentes, vean sólo los partidos de la Eurocopa, único programa en la que no saldrá un candidato haciendo cucamonas! ¡Todos, escondan sus teléfonos móviles, o se los arrancarán de las manos para llenarle la memoria de selfis con sonrisas bobaliconas! ¿Por qué se empeñan en recordarnos que son tan vulgares como el que más? No os lo perdonaré jamás, políticos, jamás.

Éstas alertas que lanzamos es porque hoy a las 00:00 h ha comenzado la campaña electoral para pedir el voto a los pobres, y no es un decir, ciudadanos. ¡Cómo si llevaran haciendo otra cosa desde hace meses! La diferencia es que ahora lo pueden hacer con descaro, con alevosía y desfachatez. Unos políticos que no han sido capaces de ponerse de acuerdo en abaratar la campaña, por lo que nos gastaremos 160 millones de eurazos en el mayor espectáculo del mundo, el Circo electoral. Con sus fieras, algunas, sus enanos, muchos, y sus payasos, todos.

¿Qué tenemos para elegir? Un partido en el gobierno con la sede embargada judicialmente (Mariano, sé fuerte) que arrancó la campaña electoral a los sones latinos de DJ Moragas. Con un lema A favor#, porque A favor de nosotros u os vais a enterar de lo que vale un peine# quedaba muy largo.

Un partido socialista (¿) que no juntaría 100 años de honradez aunque sobreviviera otros 100 años más, algo que se antoja difícil si nos basamos en los resultados que pronostican las encuestas. Ni siquiera el machoman que presentan como candidato, parece que les va a salvar de sacar el peor resultado de su historia.

Por otro lado, la autodenominada nueva política, que se ha revelado tan nueva que reivindica a personajes tan actuales como Suárez en el caso del partido naranja, o a Marx y Engels como referentes socialdemócratas por parte de El Coletas. IU se une con la hoz y el martillo como gran aportación a la renovación política podemita.

Nosotros, puestos a reivindicar figuras históricas, nos quedamos con Otto von Bismarck, que dijo aquello de “Nunca se miente tanto como después de una cacería, durante una guerra, y antes de unas elecciones”. ¡Qué comience la función!

Carlos Campano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *