Los organizadores del Orgullo Gay tachan de atentado contra sus libertades fundamentales una multa por exceso de ruido

El Ayuntamiento ha impuesto una multa de 12.400€ a las organizaciones, por superar el umbral de ruido permitido en las ordenanzas municipales. Al parecer, esta denuncia ya se había efectuado en años anteriores, pero jamás prosperó, al tener defectos de forma.

Paradójicamente, la misma Manuela Carmena estaba presente en el escenario montado en Colón para celebrar el sonado Orgullo Gay, mientras se producía dicha infracción.

Los organizadores del evento (Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid y Federación estatal de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) han calificado la sanción como un atentado contra sus derechos fundamentales, y consideran indispensable el nivel de ruido producido en su espectáculo para poder ejercitar su derecho a la libertad de expresión.

Ana Pavón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *